El boom actual del vino mexicano

La escena vinícola nacional ha ido incrementando paulatinamente. Como todo gran avance o movimiento social,  ha necesitado de pasos pequeños para conseguir inmensos resultados y aún falta mucho por hacer, la cosa es no cruzar los brazos.

Gracias a la Conquista y por motivos eclesiásticos, en México se elaboró el primer vino de todaAmérica y por desacuerdos con la Corona Española, al poco tiempo desapareció. Hace unos 14 años, en nuestro país contábamos con muy pocas etiquetas que pertenecían a grandes empresas que monopolizaban el mercado (llámese Domecq o L.A. Cetto) y que aparte de todo eran caras o de mala calidad. Hay que tener claro que los elevados precios se deben principalmente a que la producción no está subsidiada por el gobierno como en otros países en los que el vino es pieza fundamental para la economía, y que aparte de todo, el simple hecho de hacer vino no es un negocio retribuible, la ganancia viene de otras partes. Es simplemente amor por la tierra y por lo que ésta es capaz de crear y transformar.

La idea principal de esta “revolución del vino”, por llamarla de alguna manera, consiste en gran parte en quitarle ese tabú y cambiar la percepción que se tiene de él. El vino no es propio de alguna edad o clase social en específico, se trata de una bebida más, con algo tenemos que pasarnos la comida y su valor agregado es que nos hace pasar un buen rato.

Toda esta historia comienza en Baja California, en dónde un grupo de enólogos y productores preocupados por esta situación, se full-Valle de Guadalupe - riveraccomprometen a levantar el consumo de esta bebida y hacer del Valle de Guadalupe el protagonista y estandarte del vino mexicano a nivel mundial. Tal es el caso de Hugo D’Acosta, un agrónomo guanajuatense que en su afán por hacer de nuestro vino un ícono nacional y acercarlo a todo aquel que sea legalmente capaz de beber, se ha convertido en uno de los enólogos mexicanos más importantes de la actualidad. Fundador de casas como Casa de Piedra y Aborigen, Hugo creó una plataforma para dar oportunidad a diversos y pequeños productores de hacer que sus caldos estén en boca de todos. Hoy en día existe un aproximado de 400 etiquetas provenientes de esta región.

Hace unos días tuve la oportunidad de estar presente en una capacitación y cata de una casavinícola 100% queretana, y más allá de la parte técnica y práctica del evento, fue su mensaje lo que se me quedó grabado. La región del centro de México (Querétaro, Guanajuato y Aguascalientes) se ha logrado posicionar como la segunda región vinícola más importante del país, tanto por la cantidad de viñedos  con las que cuenta como por las condiciones de suelo y clima. El problema radica en el apoyo por parte de nosotros los consumidores, que en ocasiones preferimos productos de otros lugares antes que los nuestros. Aparte de las ya conocidasFreixenet y La Redonda, en nuestro estado se encuentran otros nombres como Dorantes CerveraViñedos AztecaLos Rosales, entre otros que se han empeñado en hacer las cosas bien; pequeñas producciones, buena calidad.

Hoy en día, el tema del vino mexicano es una moda, lo malo de todas las modas es que son temporales, vienen y van. Los invito a que primero reflexionen el tema y no dejen que ese auge decaiga y en segunda instancia, a que prueben y conozcan lo que el suelo que pisamos tiene para proponernos.

¡Salud!

DSC_0030

Anuncios